Cómo preparar, cargar y colocar tu mochila de senderismo

Cómo preparar, cargar y colocar tu mochila de senderismo

Te estás preparando para una travesía y te apetece llevártelo todo, pero no sabes como embutirlo en tu mochila de viaje. Lo primero que debes tener en cuenta al preparar la mochila para un largo viaje es que cada gramo de peso cuenta. Debes llevar lo estríctamente necesario y procurar que sean productos ultraligeros. 

Una vez tengas clara tu lista para la mochila, reparte la carga de forma óptima en su interior, y asegúrate de que la colocas adecuadamente sobre tu espalda, hombros y cadera, para no sobrecargar tu columna vertebral. 

.

Preparar la mochila de trekking: cómo repartir la carga

Para repartir la carga en tu mochila de tal forma que no te lastimes la espalda y que tengas fácil acceso a lo que necesitas, sigue estas 3 premisas:

  • Lo primero es colocar la comida y objetos más pesados, como un hornillo, en el centro de gravedad, la parte central e inferior de la mochila.
  • Alrededor de esa zona, es decir en la parte inferior, superior y exterior de la mochila, dispondremos cosas ligeras, como ropa, toallas o sacos de dormir.
  • Los objetos de uso más frecuente, como pueden ser linterna, navaja multiusos, mapas, brújula, entre otros, irán colocados en los bolsillos superiores y laterales, de más facil acceso.

Más truquitos:

  • Almacena las cosas en bolsas de plástico transparentes: estarán más organizadas, aisladas y visibles sin tener que abrirlas: la comida por un lado, la ropa por otro, etc.
  • No pongas ningún objeto rígido y molesto en contacto con la espalda (puedes utilizar el chubasquero como protector).
  • Un exceso de peso en la parte superior o una mala colocación del saco de dormir hará que la mochila se mueva de un lado a otro.
  • Mochila bien equipada, pero con el menor peso posible!

.

Colocación correcta de la mochila de senderismo

Es fundamental para tu espalda que coloques adecuadamente tu mochila de senderismo, sobre todo si es una travesía de varios días con mochila grande.


En la colocación óptima de tu mochila entran en juego 3 diferentes componentes de la mochila:

1. Bastidor: Es el elemento que soporta y transmite la carga al cinturón, por lo que debe tener una buena rigidez. Los hay de multitud de materiales y diseños (aunque ya están en desuso los de aluminio) y en algunos modelos se puede extraer y moldear para adaptarlo a la forma de nuestra espalda o incluso usarse como almohadilla. 

2. Cinturón lumbar: Es la pieza fundamental de una mochila, ya que transmite el 80% del peso a las caderas, liberando la espalda y hombros de la mayor parte del mismo, y transmitiéndolo directamente a nuestras piernas, que soportan mayores cargas que nuestra espalda. Deben ser anchos y cómodos, se deben ajustar en la parte superior de las caderas y adaptarse completamente a nuestro cuerpo. Pruébate la mochila con algo de peso sin pasar los brazos por las hombreras, sólo sujeta con el cinturón lumbar abrochado; si mantiene la posición vertical y no se separa de tu espalda es que funciona.

3. Hombreras: El 20% del peso de la mochila irá a parar a los hombros y espalda a través de las hombreras. Es fundamental ajustarlas correctamente para mantener bien equilibrado el peso y repartir la carga por igual entre los dos hombros. Han de estar tensas y recorrer el pecho y hombros, manteniendo el contacto con el cuerpo. Cuanto más anchas, más superficie de contacto con el cuerpo y el peso se reparte mejor. Un buen acolchado permitirá que el contacto sea más cómodo. Algunos modelos incorporan asas de pecho, que permiten tirar con los dedos liberando algo de carga en las subidas más duras.

No products

To be determined Shipping
0,00 € Total

Check out